SiembraViva

Conserva tus alimentos frescos en la nevera

Tips-al-Blog-303x380

Mantener los vegetales frescos, para ayudar a su preservación, no es una tarea difícil, lo que debemos saber es en qué lugar y de qué manera los debemos almacenar y esto solo requiere de un poco de organización y cuidado.

 

Toma nota de estos sencillos consejos que te ayudarán a conservar mejor tus frutas y verduras en la nevera, de paso ahorraras dinero y ayudas al medio ambiente:

 

TIP #1 AJUSTA LA TEMPERATURA DE TU NEVERA

  • En la zona alta (congelador): ubica los cárnicos y pescados, estos son más perecederos y deben colocarse en la zona más fría de la nevera, bien empacados para que no derramen líquidos sobre los demás niveles.
  • En la zona media: guarda las carnes embutidas y la leche, debemos colocarlos en la parte central del frigorífico porque no necesitan tanto frío.
  • En la puerta: recomendamos colocar allí los productos que no precisan temperaturas demasiado bajas, por ejemplo las bebidas, mostaza, las salsas y la mantequilla.
  • Los cajones inferiores: destinados para que almacenes las frutas y verduras. Las bajas temperaturas, al contrario que la carne y pescado, pueden deteriorar frutas y verduras ya que les gusta menos la humedad.
  • Almacenalos dentro de recipientes con tapa o en nuestras bolsas plásticas, preferiblemente envueltos en servilleta para evitar que se humedezcan.
  • Algunos alimentos no necesitan refrigeración como el ajo, los tomates, los aguacates, las papas, las cebollas, la miel, los plátanos, los pimentones, las especias y el café.

TIP #2 CONSERVA LA CADENA DE FRÍO

¿Sabes que es la cadena de frío y para que sirve?. La cadena de frío es el control constante de la temperatura de un alimento, esto nos ayuda a que se conserven frescos. A temperatura ambiente las bacterias se multiplican y a temperatura de refrigeración la multiplicación se retrasa. Cuanto más tiempo esté un alimento a una temperatura ambiente, más rápido se dañara.

 

Te recomendamos que al recibir tu canasta almacenes los alimentos de inmediato dentro de la nevera. Sácale provecho a nuestras bolsas, ellas nos ayudan a conservar esta cadena de frío y esto a su vez a desperdiciar menos comida.

 

TIP #3 ORDENA AL GUARDAR

¡Decimos adiós a las neveras desordenadas o mal aprovechadas!. Es importante mantener el orden en este espacio tan importante de la cocina.

 

  • Ordena cada vez que lleguen alimentos nuevos; conserva su cadena de frío.
  • Repite el proceso de limpieza una vez al mes; es diferente ordenada a sucia.
  • No la llenes al tope; permite que la temperatura se distribuya de una
    manera correcta. Reparte la comida según las zonas específicas para cada uno.
  • Coloca detrás los alimentos nuevos y al frente los alimentos con más tiempo de haber sido comprados; con el fin de consumir primero los próximos a vencerse evitando el desperdicio.
  • Guarda las sobras de la cena en recipientes tapados; para evitar contaminar los demás alimentos.
  • Almacena en envases de plástico, vidrio o en nuestras bolsas; te ayudaran a conservar mejor y a no alterar sabores.
  • Coloca las frutas sueltas en los cajones y utiliza nuestras bolsas plásticas para los vegetales. Recuerda que nuestras bolsas son reutilizables y resellables.

 

TIP #4 ALIMENTOS QUE NO DEBEN CONGELARSE

La congelación puede dañar a algunos alimentos debido a que la formación de cristales de hielo rompe las membranas celulares. Este hecho no tiene efectos negativos en términos de seguridad (de hecho, también mueren células bacterianas), sin embargo, el alimento queda menos crujiente o firme. Entre los alimentos que no resisten a la congelación se encuentran las verduras para ensaladas y los champiñones.

 

  • Los alimentos con mayor contenido de grasa, como la nata y algunas salsas, tienden a cortarse cuando se congelan.
  • Los alimentos pueden permanecer en un congelador doméstico entre 3 y 12 meses con toda seguridad y sin que su calidad se vea afectada. El tiempo varía dependiendo del alimento en cuestión; es conveniente seguir las indicaciones de la etiqueta del producto.
  • En el caso de la carne de ave o res y el pescado congelados, prácticamente no se pierden vitaminas ni minerales debido a que la congelación no afecta ni a las proteínas, ni a las vitaminas A y D, ni a los minerales que ellos contienen. Durante su descongelación, se produce una pérdida de líquido que contiene vitaminas y sales minerales hidrosolubles, que se perderán al cocinar el producto a no ser que se aproveche dicho líquido.
  • Es importante proteger los alimentos para evitar quemaduras de congelación puedes utilizar nuestras bolsas resellables y recipientes de plástico o vidrio con tapa.
  • No introduzca alimentos calientes en el congelador ya que aumentaría la temperatura del congelador afectando negativamente a otros alimentos.
  • Deje enfriar los alimentos antes de congelarlos.
  • Asegúrese de que los alimentos congelados se hayan descongelado por completo antes de cocinarlos. Los alimentos que se han congelado y descongelado nunca deben volver a congelarse.

 

TIP #5 NO LA LLENES EN EXCESO

Las neveras que están a rebosar tienen dos inconvenientes:

  1. Les costará mantener una determinada temperatura pues el aire circulará con más dificultad.
  2. Mayor consumo energético y una peor conservación de los alimentos.

Como ocurre con tantas otras cosas, en el término medio hallaremos la virtud.

 

TIP #6 GUARDA EN BOLSAS Y RECIPIENTES

Además de guardar de inmediato, limpiar la nevera, colocar cada uno en su sitio, congelar, entre otros, existen otras medidas que también nos ayudan a mantener los alimentos más seguros y frescos; como guardarlos o almacenarlos en recipientes o bolsas plásticas.

 

  • Puedes guardar las verduras de hoja, los tomates, las frutas y otros vegetales ya cortados en el refrigerador.
  • Cualquiera que sea el alimento que vayas a almacenar la mejor manera de mantenerlo protegido y fresco es dentro de bolsas a fin de prevenir las “quemaduras del congelador”, que tienen lugar cuando los alimentos se congelan y se secan.
  • Lávalos y sécalos a conciencia y luego guárdalos en el refrigerador en un recipiente o nuestras bolsas de plástico con una toalla o servilleta de papel para que absorba el exceso de humedad.
  • No será muy práctico que guardes ciertas cosas en bolsas, como por ejemplo los frutos rojos jugosos o la carne cocida, al igual que la sopa, que además serían difíciles de descongelar si las guardas así.
  • A fin de evitarte el dolor de cabeza de identificar positivamente cada cosa, trata de etiquetar con nombre y fecha todo lo que pongas en el congelador, así podrás reconocer los alimentos rápida y fácilmente.

 

¡Sácale provecho a estos tips!. Conservar los alimentos en buenas condiciones durante más tiempo tiene grandes ventajas, no sólo ayudas a tu salud y bolsillo, sino también al planeta.

 

Quiero armar mi canasta!

Quiero armar mi canasta!     Todas las noticias